miércoles, 10 de febrero de 2016

Los malvados que también tenían su corazoncito

Maltratados, denostados, vilipendiados, rechazados, maltratados, odiados, olvidados, apartados, exiliados, castigados... es lo que tiene ser un malvado de cuento. Desgraciadamente en la vida real no siempre es así pero en el mundo de la ficción el malvado siempre termina encontrando su  castigo. Esa es su razón de ser, la de señalarnos el camino que no debemos tomar, mostrarnos que los aspectos oscuros del corazón humano están ahí luchando contra el Bien y servir de antítesis a héroes y heroínas que aunque pasan un mal trago siempre encuentran la luz. Menos lobos feroces, si te interesa saber el mecanismo universal de los cuentos tienes que leer a Vladímir Propp, al que le dio por practicarles la autopsia. 

Y tras esta entrada para adultos nos centramos en los niños. Concretamente los míos. Hemos comenzado a trabajar los malvados de los cuentos y como entre otras cosas este tipo de personajes nos suele dar algo de miedo empezamos también a trabajar eso mismo, los miedos. Uhhh¡




Un buen día encontramos unas extrañas huellas que cruzaban la clase desde la puerta a la asamblea. Alguien se había dejado la puerta abierta quizá. Las huellas terminaban justo al lado de nuestra caja de las sorpresas. De allí hemos sacado utensilios de cocina, juguetes... pero esta vez su contenido era diferente. Una carta y un regalo. Eso no era muy normal.


Al leer la carta nuestras sospechas fueron comprobadas. El Lobo Feroz en persona se dirigía a nosotros. Si ese mismo que se dedica a confundir a Caperucita Roja por atajos interminables, que sopla y sopla casitas de cerditos perezosos o que intenta entrar en la casa de los cabritillos abandonados a su suerte por madres despreocupadas. Pero si es tan malo, ¿por qué nos traía esos regalos?. 
Hay muchos tipos de regalos en el mundo. Están las joyas, los juguetes, la ropa... pero  hay uno que regalan cosas a la vez a nuestra mente y a nuestro corazón: los libros. El Lobo Feroz nos trajo varios libros para poder leer estos días. Libros sobre malvados un poco especiales y sobre cómo afrontar los miedos. Daremos buen uso de ellos.

Con tanta información Juan José nos dijo en resumen todas las cosas que íbamos a utilizar. Para que lo entendáis mejor aquí tenemos el mapa mental de todo.


Ya solo nos queda ir conociendo un poco todos estos aspectos. Esperemos que el viaje, como en todos los viajes, sea más importante que la meta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todos los comentarios son revisados por el Administrador antes de ser publicados. Los comentarios inadecuados o fuera de tono no serán publicados.